PIDEME LO QUE QUIERAS, Megan Maxwell

PIDEME LO QUE QUIERAS1“[..] Vuelvo a sentirme poderosa. Sensual. Voluptuosa. Me miro en los espejos de mi armario y la imagen es, como poco, intrigante. Morbosa. Cuando creo que voy a explotar, me separa de él y, sin necesidad de que diga nada, se lo que quiere [..]”  

“Lo enloquece lo que hago, lo que le digo, así que lo repito una y otra vez hasta que sus jadeos son más continuos y fuertes. Sus caderas me acompañan, sus dedos en mi pelo se tensan [..].”

PIDEME LO QUE QUIERAS, Megan Maxwell (2012) Barcelona: Editorial Planeta

SYNOPSIS: “Pídeme lo que quieras” es la historia de amor que surge entre un rico empresario alemán y su secretaria española. El la hará entrar en el mundo del voyeurismo y las parejas compartidas.

Por fin una obra erótica que muestra las prácticas sexuales no convencionales desde el placer y la fantasía! Por fin un personaje femenino distinto, muy español, una mujer espontánea, ingeniosa y curiosa! No te la pierdas!

PERSONAJES: Para no romper los esquemas, en “Pídeme lo que quieras” también los personajes principales son dos: Judith Flores y Eric Zimmerman.

Judit representa la espontaneidad española, tan alabada por los nórdicos, el ingenio y la curiosidad – Judith es un personaje fresco, auténtico, sin ambiciones de perfección. Es un personaje femenino distinto, novedoso, aunque ya veremos que en otros aspectos, los personajes cumplen con los estereotipos de la novela romántica-erótica.

Conoce a Eric Zimmerman, el dueño de la empresa donde ella trabaja y su jefe, en un viaje que éste hace a España para tomar control de las empresas que eran de su padre, a la muerte de éste. Inmediatamente surge entre ellos un sentimiento irrefrenable. Y aunque al principio ella parece tener ciertas dudas, su espontaneidad y su curiosidad la llevan a avanzar en esta relación. No la vive con dolor, simplemente muestra dudas en algunos momentos de la historia. Por ejemplo en relación con la relación de posesión. “-No se… ¿No te parece denigrante estar allí para satisfacer los deseos de los hombres? Vosotras os desnudáis. Vosotras sois las entregadas [..]” Pero Judith avanza indefectiblemente.

Aunque “Pídeme lo que quieras” se centra en esta historia de amor, la autora se toma el tiempo necesario para contarnos como es la vida de los personajes. Judith es una joven a la que le gusta salir con amigos, disfrutar del sexo, y en general pasarlo bien. Su hermana y su sobrina la visitan con frecuencia, y en vacaciones viajan al sur a pasar temporadas en casa de su padre.

Eric Zimmerman representa al mentor dominante y sufrido – Eric es un joven que, PIDEME LO QUE QUIERAS2 tras la muerte de su padre, viaja a España para tomar control de su empresa. Está acostumbrado a tener una buena vida, llena de lujos, y lo rodea un grupo de amigos con el que suele compartir sus prácticas sexuales.

Eric no sólo es dominante en el sexo, lo es también en su vida real. “Piensa en ello, porque no estoy dispuesto a repetirlo ni una sola vez más –añade tras un silencio sepulcral-. No me importa que desayunes con Miguel o con quien tu quieras, pero no acepto que nadie, hombre o mujer, sin mi consentimiento te toque o te bese…”.

Y además de dominante es un personaje algo inmaduro e inseguro. Judith se queja varias veces de sus cambios de humor repentinos. Es alguien un poco oscuro y eso está bien ya que contrasta con la luz que ella emana. Parece como si él no se permitiera vivir este romance plenamente y se sintiera invadido por esa luz tan fuerte.

LA HISTORIA: La historia en “Pídeme lo que quieras” es la que se ve a simple vista. No hay más. Nos invita a dar un paseo por algunas de las prácticas sexuales no convencionales más comunes: el voyeurismo, las parejas compartidas, la homosexualidad y la bisexualidad, siempre contadas desde el lado del placer. Es una historia simple en la que se cumplen los estereotipos de las novelas románticas: chica pobre y trabajadora se enamora de ricachón exitoso y se deja dominar por él y arrastrar por sus deseos.

EL EROTISMO Y EL SEXO EN LA HISTORIA: El erotismo aparece en “Pídeme lo que quieras” para contarnos el enamoramiento irrefrenable e inevitable que sienten los protagonistas. Yo diría, por la forma en que la autora describe las escenas sexuales, que se trata de algo a medio camino entre el erotismo y la pornografía. Aunque cuida mucho las formas, el lenguaje que utiliza dista de ser poético o de aportar un estilismo especial a la obra. Lo que sucede se cuenta como es.

Voyeurismo – “Semi-agachada en el interior de mi automóvil para que no me vean, contengo la respiración. Por favor… ¡por favor! Si se dan cuenta de que estoy ahí, me muero de la vergüenza. Y no. No quiero que eso ocurra. De repente, mi jefa suelta el bolso y sin ningún miramiento toca con decisión la entrepierna de Miguel [..]”. “-Mirarlos no nos hará daño y, además, es excitante”.

Orgías – “Tres hombre me observan. Me comen con sus ojos. Sus miradas suben de mis muslos a mi vagina y noto su excitación. Desean poseerme y en cierto modo lo hacen con la mirada. Anhelan tocarme”.

Homosexualidad – “Divertida, me quito el que llevo y me quedo desnuda, como ella, en el probador. Me agacho para sacarme las bragas y noto que ella se agacha también. Cuando me incorporo está frente a mi tatuaje”.

Me gustaría agregar que el erotismo le aporta a “Pídeme lo que quieras” algo de madurez, le da cierto equilibrio ya que por momentos amenaza con ponerse bastante cursi. “Pequeña, nunca haré nada que tu no apruebes antes”. Por momentos la autora parece olvidar que se trata de dos adultos y sus diálogos se acercan mucho a los que podría haber entre dos adolescente. Entonces el sexo nos reubica.

EL ESTILO: El estilo de Megan Maxwell es el de las novelas modernas que sólo buscan atrapar al lector desde la primera hasta la última página.

CURIOSIDADES: Megan Maxwell fue la escritora más vendida en España de 2013. Además, aunque es muy prolífica (ya ha escrito más de 20 novelas) es una escritora más bien nueva, no lleva más de 10 años publicando.

lo-bueno

LO BUENO: Hablar de prácticas sexuales no convencionales sin relacionarlas con la decadencia de la sociedad y la auto-destrucción. Un punto para la autora por atreverse.

 

lo-malo
LO MALO:
La falta de estilo, la búsqueda de lo efímero y los estereotipos. Todo esto se traduce en falta de originalidad.

 

Si te ha gustado este post, compártelo con tu red!! Y cuéntame tu opinión sobre este libro!!

Ya tienes disponible el post de la 2º parte: PÍDEME LO QUE QUIERAS, AHORA Y SIEMPRE. No dejes de leerlo!

Lo has leído? Cuál es tú valoración de este libro?
0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 valoración: 0,00 sobre 5, (votos: 0)
Debes estar registrado para poder valorar.

-Puedes registrarte o si ya lo has hecho acceder como usuario -
Los datos facilitados no se utilizan para nada más que para verificar el registro
Cargando…

Volver al índice

1 comentario en “PIDEME LO QUE QUIERAS, Megan MaxwellEnvía el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *