EL HOMBRE DE SUS SUEÑOS, Dante Bertini

“Su miembro es mi bálsamo: suave, nervioso, magnífico; elegante cuando está dormido, vigoroso y brutal en la vigilia. Es también un animal atento, satisfaciendo siempre mis mínimos caprichos; un felino silencioso, hambriento, que salta sobre mi cuando menos lo espero; una boa fatigada y sumisa en el letargo susurrante de la siesta, pero glotona, voraz e insaciable cuando despierta de su profundo sueño”.

“[..] Al empezar a incorporarme, cargada de paquetes, campanitas y lazos, veo que, a unos pocos centímetros de mis labios, la criatura espléndida de rubicunda testa continúa fuera de sus aposentos, conservando casi inalterable su gallarda apostura. Antes de bajar, logro rozarla con los labios entreabiertos [..]”

EL HOMBRE DE SUS SUEÑOS, Dante Bertini (1993) Barcelona: Tusquets Editores

SYNOPSIS: “El hombre de sus sueños” nos cuenta la historia de una mujer que se encamina al encuentro de si misma. Liberada ya de presiones familiares, tutelas, servidumbres económicas y, aparentemente también de comprometedores lazos amorosos, siente que le falta no obstante dar un paso más radical hacia el conocimiento de su más recóndita identidad: el lento, lúcido, voluntario aprendizaje de los inconfesados, dolorosos placeres de la rendición sexual, más allá de todo límite considerado tolerable.

“El hombre de sus sueños” consigue conducirnos hasta las sutiles, equívocas y siempre espinosas fronteras entre sexo e identidad, hasta ese punto en el que se confunden los géneros, y se nos revela la naturaleza andrógina del ser.

“El hombre de sus sueños” nos cuenta la vida de la protagonista con Él, su vecino del piso de arriba, y la relación cada vez más perversa que irá estableciéndose entre los dos y la esposa de éste.

PERSONAJES: “El hombre de sus sueños”  nos presenta un trío con algún que otro personaje secundario. Hay que aclara que en esta historia sólo los hombres tienen nombre, las mujeres no.

La protagonista es una mujer joven e independiente. Está claro que a su edad ya ha cortado lazos con casi todo lo que la rodea para quedarse con unas pocas relaciones basadas no tanto en el amor como en la necesidad de paliar la soledad. No nos cuentan nada acerca de lo que hace o a que se dedica ya que esos detalles son totalmente innecesarios. Sólo sabemos que se basta a si misma y, si bien no es totalmente feliz, si está satisfecha de lo que tiene.

Juan Carlos, su vecino, es un hombre muy guapo. Es, literalmente, “El hombre de sus sueños”. Ella lo ha soñado y ha tenido (en sueños) sexo con él. Cuando lo encuentra en el mismo edificio en el que ella vive, no se sorprende apenas porque ya lo conoce. Él sabe que es guapo y se comporta de forma arrogante. Es altivo y dominante, caprichoso y narcisista. Es un maltratador que sólo se muestra completamente durante las escenas sexuales. Es un psicópata que va ideando rituales supuestamente eróticos en los que humilla y maltrata a su mujer o a su amante, o a una de ellas delante de la otra sin ningún tipo de límite ni escrúpulo.

La mujer de su vecino es una joven complaciente. Es insegura e intenta desde el primer momento caer bien a la protagonista como si necesitar una amiga para sobrevivir a tanto tormento y la hubiera elegido a ella. Para lograrlo se deja ningunear por la otra porque no sabe que es la amante de su marido. Es el personaje femenino con las características típicas de una mujer cornuda y maltratada.

Como comenté antes, las mujeres de la historia, no tienen nombre, incluso aunque la protagonista y personaje central es mujer. El escritor ha necesitado mostrarlas semejantes, quizás por ser mujeres, aunque son dos personajes totalmente distintos. Las dos se conocen porque comparten a un hombre y también una relación de maltrato. Pero al llegar al final de la historia queda claro que la protagonista es una mujer fuerte que toma el toro por los cuernos. En cambio la otra es más débil, se acomoda a lo que le toca vivir, sin mover ficha.

También entre los hombres, que si tienen nombres, vemos dos personajes casi antagónicos. Juan Carlos es un personaje fuerte, aunque nos caiga mal y lleguemos a detestarlo, es el protagonista de su propia vida, hace y deshace a su antojo, sin aceptar jamás las cosas como vienen.

Fernando es el otro personaje masculino. Es el ex de la protagonista. Una vez terminada la relación él ha descubierto su homosexualidad. Y ahora es solamente amigo de la protagonista. Fernando se muestra como un personaje débil porque se deja golpear por Juan Carlos y su única respuesta es llorar y quejarse.

LA HISTORIA: “El hombre de sus sueños” es la historia de una mujer que va por la vida completamente libre y sin ningún tipo de atadura. Sabe quién es porque ha tenido tiempo de conocerse a si misma. Pero aún debe indagar en su yo más sexual y encontrar sus propios límites.

Para ayudarla en este proceso aparece su vecino, Juan Carlos, un hombre que la llevará hasta el límite y más allá. Juntos se replantearán, de manera consciente o inconsciente, la naturaleza de su propio placer y de su propia identidad sexual. Ninguno de los dos volverá a ser el mismo luego de esta experiencia en la que se enseñarán mutuamente, siendo cada uno maestro y alumno del otro.

EL EROTISMO Y EL SEXO EN LA HISTORIA: El erotismo es el tema central hasta el punto de que apenas sabemos nada de las vidas profesionales de los personajes. Sólo los conocemos a través de sus facetas sexuales.

Las escenas sexuales son crudas y explícitas. En “El hombre de sus sueños” no existen el amor o la ternura. El sexo es un ejercicio necesario para satisfacer una necesidad y desde ese punto de vista todo es brusquedad y avasallamiento.

Incluso las mujeres de la historia no se ven a sí mismas disfrutando de sexo que no sea duro. La protagonista incluso se descubre a si misma sintiendo placer cuando el vecino la maltrata a ella o a su mujer.

Son personajes que han ido bastante más allá de lo corriente en relación al sexo y ya no son capaces de volver.

EL ESTILO: El estilo de “El hombre de sus sueños” es una mezcla de poesía con análisis psicológico y melancolía por el pasado perdido. Es un mix que no había visto antes ni imaginado posible, especialmente teniendo en cuenta que hablamos del género erótico.

La poesía de Bertini es de una belleza simple, valiéndose de un lenguaje perfectamente comprensible para analizar las grandes dudas existenciales de la humanidad.

“El tiempo pasa sólo, sin ayudas

Unas veces volando, otras veces corriendo.

No has de preocuparte por ganarlo ni perderlo:

Hará de nosotros lo que quiera;

Escondiéndose a ratos detrás de la alegría,

Para que, por un instante al menos,

Nos olvidemos de que la muerte acecha.”

Lo que llamo análisis psicológico es en realidad una muestra muy cercana de los sentimientos, sensaciones y circunstancias a los que se enfrenta la protagonista en su afán por sobrevivir a una relación a la que no se le permite negarse.

“Cuando me muestra sus dedos aceitados, [..] decido abandonar la lucha y relajarme, comenzar a concentrarme en el dolor. Procuro vencerlo imaginándolo anticipadamente, Oigo su respiración enfebrecida, sus bufidos de fiera acorralada, y no comprendo. Se diría que el amordazado es Él; Él el violado, el golpeado, el arrasado.”

No deja de ser muy crudo y directo en las escenas sexuales, predominando esa característica para crear el ambiente necesario para mostrar una relación tóxica donde el maltrato y la humillación son la tónica.

CURIOSIDADES: “El hombre de sus sueños” salió ganadora del XV Premio La Sonrisa Vertical de entre 129 manuscritos y en una de las convocatorias con más alto nivel literario.

LO BUENO: El estilo de Bertini no deja indiferente. La sensación de haber tenido entre las manos una obra de arte preciosa y una historia distinta que nos sorprenderá.

 

LO MALO: Quizás lo único que no me ha gustado es la necesidad del escritor de asociar las prácticas sexuales no convencionales a la humillación y el maltrato.

Si te ha gustado este post, compártelo con tu red!! Y cuéntame tu que te ha parecido!!

Lo has leído? Cuál es tú valoración de este libro?
0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 valoración: 0,00 sobre 5, (votos: 0)
Debes estar registrado para poder valorar.

-Puedes registrarte o si ya lo has hecho acceder como usuario -
Los datos facilitados no se utilizan para nada más que para verificar el registro
Cargando…

Volver al índice

0 comentarios en “EL HOMBRE DE SUS SUEÑOS, Dante BertiniEnvía el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *