EL INFIERNO DE GABRIEL, Sylvain Reynard

infierno-de-gabriel1 “Cerró los ojos y sintió que algo trataba de abrirse paso contra su labio inferior. Pronto estuvo en su boca, una explosión de chocolate y jugosa fresa y el pulgar de Gabriel acariciándole el labio enfebrecido. Ella abrió los ojos, le agarró la muñeca y se metió su pulgar lentamente en la boca”  

“Se imaginó su voz acariciando su nombre como la lengua de un amante se mueve sobre la piel de un amado. Su mente, desatada, se imaginó que la rodeaba con los brazos y la besaba. La sentaría en la mesa y se colocaría entre sus piernas, mientras ella le hundiría los dedos en el pelo y trataría de arrancarle el jersey y la camisa.”


EL INFIERNO DE GABRIEL, Sylvain Reynard (2013) Barcelona: Editorial Planeta

SYNOPSIS: “El infierno de Gabriel” es la historia del amor apasionado entre Gabriel Emerson, un joven y atractivo profesor universitario rico y torturado por su pasado, y Julia Mitchell, una hermosa alumna que quiere especializarse en su materia.

AMBIENTE Y ENTORNO: El recurso de la descripción sólo se utiliza en “El infierno de Gabriel”para mostrar la riqueza de Gabriel y la pobreza de Julia. Se describen los hogares de cada uno para dejar claro que su posición económica ha sido muy distinta desde que eran pequeños.

PERSONAJES: Nuevamente cabe decir que aunque “El infierno de Gabriel” tiene varios personajes, los protagonistas son sólo dos.

Gabriel Emerson – La inmadurez por excelencia y la bipolaridad. Gabriel Emerson había tenido una infancia muy dura. Era hijo de una mujer alcohólica con la que se dedicaba a vagar por las calles pidiendo limosna. Una noche su madre es ingresada en un hospital con neumonía y muere allí, y Gabriel queda sólo. Es adoptado por Grace y Richard Clark, una joven pareja con más hijos. Ellos intentan darle una buena vida pero Gabriel nunca se adapta por completo y en la adolescencia se mete en problemas y se aleja de ellos.

Por supuesto una infancia complicada es necesaria para producir el personaje de adulto muy inmaduro.

“[..] Siéntese, [..] acerque la silla, no pienso estirar el cuello para hablar con usted [..] cuando la hago una pregunta espero que me responda, pensaba que a esta altura ya habría aprendido la lección[..] Tal vez no sea tan brillante como dice aquí.”

Una vez convertido en profesor universitario y haberse vuelto rico gracias a una herencia, a la inmadurez hay que sumarle la arrogancia y el desprecio hacia sus semejantes. En su pequeña esfera de poder Gabriel está acostumbrado a maltratar psicológicamente a las personas que hay a su alrededor, en especial a sus estudiantes. Parece ser que nadie le ha enseñado a ser amable ni a tener paciencia con las personas.infierno-de-gabriel2

Sin embargo, y de manera casi mágica, el amor de Julia lo cambia por completo volviéndolo casi empalagoso, un amante que se desvive por complacer a su amada.

“Quería besarla hasta dejarla sin sentido, desplazar los labios hasta su cuello y reclamarla como su única pareja”. [..] durante lo que me quede de vida soñaré con tu voz susurrando mi nombre.”

Julia Mitchell, – La hermosa sumisa. Decepcionante. Julia es una joven insegura, torpe, y además pobre. Sus padres se habían separado siendo ella todavía pequeña. Julia había quedado al cuidado de su madre, quien acostumbraba invitar a sus novios a casa y hasta tenía relaciones sexuales con ellos delante de su hija. Al intentar cambiar de vida, su padre se la lleva a vivir con él durante un tiempo pero luego, para tener más intimidad con su pareja, la envía nuevamente con su madre.

Con una historia así a sus espaldas, Julia crece insegura y temerosa de todo. En su adolescencia conoce a Gabriel una noche y se enamora de él. Pero él la olvida rápidamente y no vuelven a verse hasta que se encuentran en la universidad.

LA HISTORIA: También en este caso, decir que se trata de una novela erótica es mucho. “El infierno de Gabriel” es simplemente una novela rosa, de amor, cimentada en la imposibilidad o dificultad de los protagonistas para comunicarse y, por lo tanto, tener una relación amorosa normal.

Bien pensado, no es más que la historia de amor clásica: la chica guapa y pobre rescatada por el príncipe azul, guapo y rico, de una vida vacía y aburrida. No hay nada más que eso en la historia, esa única trama sin ninguna originalidad.

EL EROTISMO Y EL SEXO EN LA HISTORIA: En algún sitio leí que el sexo es lo que mantiene unidas a las parejas. Como esta pareja no tiene sexo hasta el último capítulo del libro, lo que los mantiene unidos es el erotismo. Cada uno despierta en el otra una pasión y un deseo que parecen incontrolables. La trama en “El infierno de Gabriel”avanza gracias a la tensión sexual que no se resuelve hasta el final.

Incluso, Gabriel Emerson aporta a la historia su excitación constante y su fetichismo. Quizás esto es lo único original que vemos.

“Era imposible que ella lo supiera pero Emerson tenía debilidad por las mujeres con zapatos de tacón. Tragó saliva con dificultad al ver los impresionantes zapatos negros con tacón de aguja que llevaba. [..] Quería tocarlos…”

“Mientras caminaba pensaba en la conferencia que iba a dar en la universidad sobre la lujuria en la obra de Dante. La lujuria era un pecado sobre el que reflexionaba a menudo y con mucho placer. De hecho, pensar en ese apetito y en las mil maneras de satisfacerlo era muy tentador. Tuvo que cerrarse la gabardina para que la levemente espectacular visión de su bragueta no atrajera miradas indeseadas”.

EL ESTILO: El estilo de “El infierno de Gabriel” es pobre y en las partes en las que podría utilizar recursos infierno-de-gabriel3poéticos cae en la cursilería. Aquí la comparación con “50 sombras de Grey” se hace imprescindible. Debería existir un estilo literario llamado, por ejemplo, estilo neutro, para englobar estas historias pobres, sin originalidad, con personajes sencillos, y en general, ausencia de recursos literarios.

Si a la autora de “50 sombras de Grey” le hubieran pedido una historia de amor, hubiera escrito “El infierno de Gabriel”.

CURIOSIDADES: La similitud de los personajes de “El infierno de Gabriel” con los de “50 sombras de Grey” es, cuando menos, llamativa. Julia y Anastasia se muerden el labio cada vez que dudan, son torpes e inseguras, y se dejan maltratar como si eso fuera lo más normal del mundo. Gabriel y Christian también se parecen de manera sospechosa: infancia difícil, adopción, riqueza, y sexualidad muy activa casi rosando la obsesión.

Un punto más de similitud se ve en la actitud de cada uno de los protagonistas: él necesita constantemente darle cosas a ella, protegerla como si fuera de su propiedad, alimentarla como si ella no fuera capaz de hacerlo por sí misma. Y ella, en su inocencia y pobreza, necesita que él la cuide. La historia de la mujer con tan poco carácter que necesita de un hombre para poder ser o tener, ya entrados este siglo, me parece de terror.

La similitud entre ambas obras ha sido notada por muchos.

lo-buenoLO BUENO: La invitación a interesarnos por la historia de amor de Dante por Beatriz y la alusión a pintores increíbles como Botticelli. Esto aporta al lector la sensación, por momentos, de estar en otra época, una en la cual es posible que una pareja tarde tanto en consumar sexualmente su relación.

lo-malo

LO MALO: La historia romántica tradicional, sin nada de originalidad. La falta de recursos narrativos, literarios, estilo. La cursilería innecesaria que torna irreal esta historia.

Si te ha gustado este post, compártelo con tu red!! Y cuéntame tu opinión sobre este libro!!

 

 

Lo has leído? Cuál es tú valoración de este libro?
0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 valoración: 0,00 sobre 5, (votos: 0)
Debes estar registrado para poder valorar.

-Puedes registrarte o si ya lo has hecho acceder como usuario -
Los datos facilitados no se utilizan para nada más que para verificar el registro
Cargando…

Volver al índice

0 comentarios en “EL INFIERNO DE GABRIEL, Sylvain ReynardEnvía el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *